15.6.07

Florecer efímero

***********************
No hay ya energía en mí, y todo mi depliegue vital consiste en encontrar los atajos por los que transitar por un mundo que no me gusta; no tengo la entidad suficiente para florecer en este hábitat, y me oculto en las sombras, donde también algunas veces vislumbré el Paraíso.
Pero soy una fuente que mana cada tanto un elixir singular, que sabe a bellas palabras en la noche o a música de ensueño en días de alborozo existencial.
Hay un punto de humanidad conmovedora en algunas particularidades mías y otras facetas, patéticas, o francamente irritantes. No puedo decir qué escala de razón pretendo tener, y sin embargo doy pistas diciendo que en un extremo de la cuerda está Leonardo, y en el otro, yo, junto a un par de monos con pajarita. Mientras vivo sin motivo aparente, mentes infinitamente superiores a la mía diseñan este mundo de milagros tecnológicos y económicos, y al mismo tiempo una farisea estrategia de generosidad en segunda instancia hacia los pueblos a quienes condenamos con nuestros prodigios.
Soy uno de esos poetas de ocasión, nunca un profesional de la poesía, pues desconfío de los que pueden acometer la expresión a tiempo completo. Tímido e irresoluto, soy un inútil a cualquier efecto práctico, pero a veces… encadeno las palabras de tal forma, que hombres hechos y derechos, han sentido el aguijón de la sensibilidad desbaratar su miedo a las mariconadas; y mujeres soñadoras admitieran un "touchè" de ese a quien creían o querían ver. Luego se desilusionan claro, pero…¡ hay tantas mujeres que engañar suavemente !, que embriagar con palabras, como serpientes que hipnotizan aquello en nosotros que es pajarillo.
Admiración y afecto, eso buscan, como todos, los poetas fugaces, para florecer como cualquier otro lo haría de su propia savia, pero saben que es meta muy alta y sus fuerzas escasas, por eso se engalanan con palabras, para dar la sensación de que aún existen, y su cuerpo marchito es una realidad que puede ser obviada en aras de la lírica.
Algunos hombres magníficos, malabaristas geniales de la belleza poética como Felipe Benitez Reyes me han marcado metas tan lejanas que ya no puedo escribir poesías sin que se me suelten los perros del sentido del ridículo. Pero tengo que escribir, porque es mi lado fuerte, tengo los músculos con forma de adjetivos, tensos como sustantivos que cambian el sentido de una frase. Es mi forma de seducir, sin mostrar la cojera del espíritu.
No voy detrás de la gloria; como dijo el gran portugués: "...escribir es mi forma de estar solo", ni busco la inmortalidad, por una aversión física a lo permanente, y me alineo con Woody Allen cuando sentenció: "La eternidad es muy larga, sobre todo al final".

34 comentarios:

Antonio José dijo...

Tú puedes ser cualquier cosa menos un poeta fugaz. Sin entrar en discusiones que no nos llevarían a ninguna parte tus texto están llenos de estilo, del bueno y de literatura, de la buena.

A veces querer es más que poder. Y no querer alcanzar ninguna meta, es acercarse a una sin ni siquiera pretenderlo.

Tú no puedes dejar de escribir y nosotros no queremos que lo dejes, que par de bonitas razones :)

Por cierto te pillé! justó cuando publicaste este post, acababa de leer el anterior :)

Un abrazo.

un árbol dijo...

Escribe usted de reputísima madre.

Tan bien, tan bien... que hasta los accesos de desencanto le sientan de escándalo.

Es un gustazo venir aquí un ratito y ver cómo le sale la hermosura por los poros.

Boquiabierta me quedo siempre. Tiene usted un don, y encima lo sabe administrar.

Un beso.

Coblenza dijo...

Ay madre!!!!
éramos pocas y parió la agüela.

Cómo dice usted Don Luzbel?

"...¡ hay tantas mujeres que engañar suavemente! que embriagar con palabras???

Pero, pero, pero ¿qué me está contando usted???


Ahora resulta que no sabíamos que usted es el mismísimo - sí eso, el mismo- que nos tiene seducidas desde el principio con sus letras???
Pues va a ser que nop. Todas toditas las que usted vé, y no vé, vienen a lo mismo.

(bueno menos yo,que le enseñaré las tetas)

Oséase, a leerte, a improvisarle y a quererle. Por aquello de la empatía sepausted...



Buenos días tengas mi querido Luzbel.

Besos mil,
yo.
;)

aprendiza de risas dijo...

Pues para ser un poeta fugaz, escribes muy bien.

Ya puedes ir buscando otro apelativo porque éste se te quedó pequeño.

Me ha encantado la forma en la que has descrito a los poderosos, cuando hablas de la farisea estrategia de generosidad hacia los pueblos de segunda.

;-) Besetes,

laonza dijo...

dicen que la estrella fugaz concede deseo y en mis treintaytres y estoi créemelo nunca he visto una, los deseos me los concede otro astro... he visto y leido poetas que se han clavado muy hondo en algún lugar desconocido en mi , hipnotizadores seductores y demás has tratado de tomar mi conciencia y he pecado si quería.. esto conforma un poco mi mundo , en un sentido sólo uno, las demás aristas se van recreando con cosas que me gustan y llego a amar... sus adjetivos y sustantivos siempre entrarán en esta lista, no lo olvide
muchos besos, le admiro esta forma de ejercitar sus músculos!

MALEFICABOVARI dijo...

Hay que escribir, porque escribiendo, se echan los demonios. Si encima se puede tener el talento de juntar verbos con sustantivos, que cuadren las frases y que encima digan algo, pues la hostia, que es tu caso. No quiero oir ese gusto final que me queda en la boca de tristeza permanente en tus palabras, ni quiero pensar que seamos pequeños frente a dioses, y demás cuentos que nos contaron que dirigían nuestras vidas, o que por lo menos, las vigilaban. No. Quiero que digas que escribes, porque es un don que te dió tu escuela y tu arte propio. Quiero oir que tienes sueños, porque de alguien tan puro y que pisa la tierra, es lo que espero, es lo que te debes. Y quiero, que cuando acabe el texto, te digas, sí, pudo ser mejor, pero está de la hostia.
Respecto a esas mujeres que hipnotizaste con tus palabras, créetelo, porque fué así. Y que las embriagaste.... yo sólo puedo hablar por mi... sólo puedo decirte que me gustó ver la vida desde tu lado, y que me enseñases las cartas de tu baraja... todo un honor....
Pero..... no quiero que te abandones así... a mi me parece que te estás juzgando de mas... y eso no es así, ni tu cumpliste ningún delito para ello.
Animo, y por supuesto, sigue escribiendo, yo seguiré aquí para decirte que lo haces cojonudamente, bueno, cómo las que tienes ahí arriba, de otra manera, una mas petarda y mas larga, pero el mismo buen rollo y fondo.
Bsssssssssssssssssssss

Candela dijo...

Siempre he admirado el don de la rima, me parece un don poder volcar en un verso, en un poema todo lo que un hombre pueda pensar, todo lo que le pueda suceder, toda la vida en un verso.

Y la prosa, tan lucida, a veces, tan abstracta la mayoría es un método de darse a ese mundo, con o sin atajos donde se habita.

El pensamiento, la vivencia, el querer comunicar, lo que sea y como sea, puede ser esa serpiente que hipnotiza, por lo contado, por lo vivido, por lo comunicado.

"Las palabras significan lo que nosotros queramos. Neil Gaiman"

Con cariño

Letra de Mujer dijo...

Engáñeme suavemente, embriágueme con palabras... y vuelva de Cuba, aquí está la revolución suya Luzbel! Ud no es un hombre de armas. Usted conquista con sus letras, si lo ha dicho ud mismo!

FRAC dijo...

Sometido al capricho de las fluctuaciones creativas, frente al espejo de los que felizmente terminaron su obra, invadido por tantas dudas el escritor sufre. Inmisericorde oficio de escritor, oficio cabrón... sospecho que sublime también. Ejercicio solitario, sí, es una manera de estar solo.

La belleza de lo que ha escrito no responde a un mero arrebato.
Celebro su post de hoy, querido Luzbel.

Cromatica dijo...

NO LO PUEDO CREER!!!!

PLIÑ!

e-catarsis dijo...

Las palabras son ese vehiculo que transporta a los sentimientos, cada cual lo "tunea" como mejor le va, o como puede, que esto es así; unas se advierten sentidas, sinceras, otras son como la utilería empleada en un escenario teatral, es decir muy aparentes pero de cartón piedra, pero coincido con usted en que parten de la necesidad de comunicación que todos sentimos en este caso unilateral, egoistamente unilateral diría yo. aunque el componente social del hombre es indiscutible, su vanidad...enorme, sus gritos mudos pidiendo ayuda a veces (muchas) confusos y otra vez la vanidad...creo que esto ya lo he repetido, y me temo que seguiré repitiéndlo porque yo amigo Luz, a las palabras les pongo una cierta distancia de seguridad, al menos a las de autores vivos.

Saludos y ¿pliñ?...

Cromatica dijo...

Ja hoy me sonrio la noche!

Mi querido Señor... los poetas tienen un ego algo grande (o debo decir "tenemos") y gracias a ello, los simples mortales nos deleitamos de esos poemas alevosos que seducen al carente y al que no.
Se nos meten por el paladar, cuando lo degustamos y nos mueven hasta el piso. Y quien dice que eso no es poesia tambien, si esta en el aire si lo es, si Señor!

Yo soy de las que piensa que si se hace poesia pensando en ser un profesional de la poesia, el poema mismo carecera de ella. Creo que debe existir un balance entre lo que el poeta vive, le atormenta, lo que disfruta, observa y el narcisismo que el carga por toneladas (esto es inevitable). Asi que no se considere a menos, porque poeta es su nombre y escritor su apellido aun cuando no vea el salon de la fama.

Y escriba, claro que si, dejenos disfrutar de esos musculos en forma de adjetivos, que se esconden en un espiritu alevoso y seductor...y dejamos al desnudo nuestras debilidades.

Le dejo besosssssssss.

Trenzas dijo...

Hoy sí le leo triste.
Le dejo unas palabras de F. Benítez Reyes que siempre dirán más que las mías.

"Nunca verás tu rostro verdadero,
porque todo consiste en un fluir, y todo cuanto fluye es un enigma.

De cualquier forma,
da gracias por la esencia de ese caos.
Agradece lo extraño que ya es todo.

El tiempo es invencible,
pero no es más que tiempo:
un espejismo cambiante que sugiere
movimientos perpetuos de conciencia,
aunque todo es cambiante salvo tú:

el tiempo es sólo el nombre de un espectro.

El tiempo es lo que el tiempo nos destruye"

Y un abrazo.

nacho dijo...

Los hilos de la fugacidad, tan finos, tan erráticos, tan desestimados, que nos sostienen como marionetas, ellos a nosotros, los fuertes, los trascendentes, los encaminados.

Sé poeta.

Letra de Mujer dijo...

A ver si viene a corroborar el parecido de mi voz con la de su Olguita.

Irene dijo...

EStimado luzbel: Si tiene que escribir, escriba. Si necesita engatusarnos, hágalo sin reparos. Pero no escriba para buscar admiración y afecto,porque ya los tiene. La cojera de espíritu es normal que la tenga, que para eso luzbel, lucifer y diablo cojuelo son sinónimos.Sólo Dios es perfecto y todos sabemos que el cielo es un lugar muy aburrido.
Usted escriba y deje que acabemos hipnotizados, viniendo aquí, huyendo después, volviendo y repitiendo como las polillas a la luz. Señor Luz(bel), espero que admita polillas comedoras de versos en este espacio.
Fdo: Una humilde polilla hambrienta de belleza.

mandarina azul dijo...

Plas, plas, plas, plas, plas, plas, plas, plas, plas, plas, plas, plas, plas, plas, y....¡plas!
Lo siento, pero desde que ya te leí ayer,es lo único que puedo decirte. Eso y que no se me ocurre que un poeta profesional pueda tener nunca más encanto que un poeta de ocasión, como tú le llamas.

Besotes de afecto.:)

Mari dijo...

please please please
no se me deprima primo. Usted no, no please!!!!
quién me recoge ahora?

argamenon dijo...

Mi querido “Lúzbel”, sé que soy un impertinente incorregible, y sabiéndolo como lo sé, siempre trato de dar un paso a atrás para intentar evitarlo o al menos disimularlo, pero hoy la culpa ha sido suya por incitarme con su amistad, y también un poco mía por tratar de adornarme con virtudes que seguramente ignoro.
Me gusta lo que escribe y se lo he dicho, pero ahora le leo y me quedo con un regusto amargo que no puedo ocultarle.
Creo que con su escrito busca desesperadamente el apoyo incondicional, el reconocimiento absoluto, la rectificación inmediata y unánime de sus lectores acerca de los falsos, o al menos intencionadamente exagerados, juicios peyorativos sobre su propia persona; en una frase tonta, intuyo que busca que le digamos algo así como: “No, por favor. Usted no es así. Los demás seguro que si, pero ¿usted? ; usted es precisamente todo lo contrario” ... . ¿Todo verdad?
¿Todo sinceridad? ¡Poesía eres tú!
No sé si el que pecó de soberbia fue usted cuando fue arrojado del Paraíso o si lo estoy siendo yo, ahora, con mi comentario sin sentido, y me he metido voluntaria e innecesariamente en un berenjenal de mil pares de narices. Pero sea lo que sea y sin plazas vacantes en su paraíso, ya no hay más remedio y sigo; ¡de perdidos, al río!
Se reconoce usted “falto de energía” y “sin entidad suficiente”, y concluye asegurando que se “oculta en las sombras”. Pero ¿qué hay de original en todo ello? Creo que está reflejando al común de los mortales en mil momentos distintos de su propia existencia. Todos somos así y hacemos casi lo mismo aunque no nos demos cuenta o no queramos darnos cuenta, que suele ser más habitual. Sólo los muy colocados tienen la eterna falsa energía que proporciona la alquimia moderna; y sólo los enfermos de ignorancia sobre si mismos no se han calificado alguna vez como seres amorfos, vulgares, y sin sentido; es decir, del montón más montón de todos los montones. Hasta ahí nada original, pero como la vida puede ser de todo, incluso desconcertante, pero casi nunca original, pues eso, todo perfecto y en sus justos términos. Pero después, el resto de su “efímero florecer” no deja de ser un extenso campo florecido de desbordante lujuria primaveral y autocomplacencia, o eso me parece. ¿Cómo entender expresiones tales como “poeta de ocasión, nunca profesional” “ a veces… encadeno las palabras … que hombres hechos y derechos han sentido el aguijón, …; y mujeres soñadoras admitieran un “touché” de … ” Tras el reconocimiento de la propia pequeñez siempre hay de inmediato una reafirmación que la exalta y ennoblece, convirtiéndola no en una realidad cotidiana sino en una virtud propia, intransferible, e inexorablemente irrenunciable. Es como si a pesar del plomo que pudiera saber que lleva en sus zapatos, lo único que de verdad le importara es creer o percibir que está levitando.
Dejémoslo ahí; el espacio físico no da para más y yo mucho menos. Pero ya que estamos, y reconociéndole mi más absoluta ignorancia en este campo, me permito formularle una pregunta: ¿de verdad cree usted que hay muchas mujeres a las que engañar suavemente? Y si fuera afirmativa la respuesta, ¿es el adjetivo lo que dignifica al verbo y lo esculpa de todo sentido deshonesto?
No me haga ningún caso. Casi todo es envidia, y ella es tan lamentable como humana.
Usted se ve al otro extremo de la cuerda de Leonardo, y yo me veo en el punto donde sitúa al par de monos con pajarita. Si fuera capaz de mirarme sin miedo me percataría que estoy entre ellos y que además me olvidé la pajarita en casa.

laonza dijo...

PLINNNNNNNNN y usted donde está¿¿¿¿¿¿????????
pues eso
besos

Cromatica dijo...

El porque del "we can afford them"...porque no tiene que pagar por ciertos placeres (y no se me vaya por donde no es)

O quizas no sera que usted esta viendo mucho de lo que el verano deja y usted de espectador en una banca?

Besos.

cacho de pan dijo...

el infierno es atractivo, sobre todo si se lo vé desde afuera...
así que aquí estoy, en mi primera visita.
Amorimás.

Andre_Ferreira dijo...

Mas meu amigo é poesia sempre que o leio!
Abraços

André

Alphonse Zheimer dijo...

Meus caros amigos, Lúzbel ha quedado en estado de shock al leer vuestros comentarios, repite sin cesar: "Voy a visitar a cada uno; me presentaré en sus rincones con el ramo del afecto a la espalda". Está conmovido el pobre, y no me extraña ante tal muestra de afecto.
¿Sabe ARGAMENÓN?,...¡lo ha clavado!

Antonio José dijo...

El comentario de Argamenón es digno de estudio y comentario a su vez, pero incluso así y creyendo que parte de razón (sino mucha) tiene y viendo que alphonse lo corrobora pues yo sólo decir a Lúzbel que a muchos que los demás nos reafirmen y nos "regalen" el oído un poco, etc. viene bien, muy bien y yo sigo pensando que es usted un crack!!! :)


Saludos.

Margot dijo...

Y me vino a la cabeza aquella estrofa de una canción: pero cómo explicar que me vuelvo vulgar al bajarme de cada escenario... pues eso, no?

Todavía no conozco a nadie que no lo sea, que no busque dejar de serlo y eso, la eternidad y lo que dice Allen...

Te echo de menos, ratoncito!! un besote de pajarillo

Gregorio Verdugo González-Serna dijo...

Es la cadena sin candado y sin eslabón final, escribir para espantar la soledad, la que no se ve ni se divulga, la que nos invade aún incrustrado en mitad de una multitud.
Escribir para nosotros, como terapia que nos haga llegar al día siguiente. Yo creo que Felipe Benitez Reyes, mi buen roteño, se sentiría orgulloso.
Un abrazo.

el nombre... dijo...

Bueno. no sé por dónde comenzar a retarte en primer lugar y a aplaudirte EN SEGUNDO LUGAR. (que es como pusiste vos el orden, no yo).
te puede parecer una falta de respeto, un atrevimiento de mi parte, que es la primera vez que te comento, aunque te he visitado más de una vez, en las que, de tan seducida, me dejaste sin palabras!!!
Ahora nooooooo, NO SEÑOR LUZBEL!!!!
no podés andar escribiendo todo esto sin que te caigan cataratas arriba de tu cabeza!!!
no voy a reproducir todos los fragmentos donde pondría signos de interrogación. Sólo algunitos:
·¿no hay energía en mí?
·¿mundo que no me gusta?¿paraíso?
·¿vivo sin motivo aparente????
·¿poeta de ocasión??
y siguen...
Si es verdad que los "poetas fugaces" buscan ADMIRACIÓN Y AFECTO, toda mi admiración y afecto para vos!!!!!
Y callá a los perros del ridículo, por favor!

Insanity dijo...

Buscando agua, buscando agua, buscando agua se llega a lugares como éste, Luzbel.
No todo lo que parece es, ni todo lo que es parece, ud.lo sabe mejor que yo.
Le agradezco, verdarera-mente por permitirnos acceder a estos viajes a través de sus letras.

In

Las telepatéticas dijo...

Lo fugaz y triste sería que dejase de ser poeta

LauraBaires dijo...

Vaya puñalada en el centro mismo de la mediocridad!!! La estúpida gloria de un instante. El escenario de alquiler.

Sus palabras no han de ser tan ciertas, ya que intuyo perdurarán en mí más de lo que imagina.

Un saludo

laonza dijo...

y.... usted donde esta??????
buen finde o vacas donde quiera que estes mi diablo!

Igrein dijo...

"encadeno las palabras de tal forma, que hombres hechos y derechos, han sentido el aguijón de la sensibilidad desbaratar su miedo a las mariconadas"... jajaja!!!!
Coño, Lúzbel!!! Que bien hablas!!!!

MALEFICABOVARI dijo...

Marido, me voy a la playa. Pasé vía móvil número de cuenta para cargar las fantas, y algún caprichito de última hora... no, los vicios me los pago yo, tranquilo. Ale, no se manifieste... que miedo me da ya, después de tanta ausencia a estas horas, ya injustificada... que ya le valeeeeeeeeeeeee, hombre, tnemos nuestro corazoncito.
Y desconfíe de las damas que no cogen teléfonos porque están en el sofá durmiendo un poco la vida... bastante tienen ellas, pero ud desconfíe... no le merecen, se lo digo yo.
Un beso fuerte, le mandaré una postal ficticia, recíbala en su mente mitad ficción, mitad realidad, fijo que la ve y todo.
Bsssssssssssssssssssssss